Desayuno, almuerzo o cena, ¿cuál es más importante?

popular

El desayuno, almuerzo y cena son las tres principales ingestas que no podemos pasar desapercibidas; son infaltables a la hora de mantener nuestro organismo en óptimo funcionamiento, además de mantener los niveles de azúcar en la sangre regulados, siendo altamente recomendable incluir otros tiempos de comida intermedios (onces, meriendas o ‘algos’).

No hay un tiempo de alimentación más importante que el otro; al iniciar el día, en la mitad y finalizando el mismo, se deben consumir los alimentos sin ninguna excusa, a menos que por orden médica debas tener un margen dietario distinto. Por ello, te hacemos las siguientes recomendaciones para cada momento y lo que debes incluir en cada uno de ellos.

Desayuno

Debe ingerirse máximo una hora después de habernos levantado. Por ser la primera comida del día después de haber pasado por el ayuno del sueño, corresponde incluir alimentos como frutas y cereales y harinas integrales, que aporten energía para iniciar el día; éstos también aportan fibra que ayudan al tránsito intestinal y dan la sensación de saciedad.  Se recomiendan frutas enteras y con cáscaras para que no pierdan sus propiedades.  

A su vez, podemos incluir  huevos, quesos o cárnicos, por su aporte de proteína necesaria para la formación y reparación de tejidos y vitaminas del complejo B; las de este grupo favorecen la absorción de nutrientes. En lácteos como leche, yogur y el kumis, se encuentra el calcio y otros minerales necesarios para el funcionamiento óseo y muscular. 

Almuerzo 

Se deben tener en cuenta verduras y hortalizas, gracias a su aporte en fibra y vitamina A, necesaria para la salud visual y de la piel. Por su parte, porciones de pescados, carne, pollo o leguminosas, que contribuyen con proteínas, hierro y vitaminas entre ellas la niacina, que ayuda a la producción de glóbulos rojos, encargados de transportar el oxígeno a todo el cuerpo. Adicional, podemos agregar cereales, harinas, tubérculos y plátanos, que contienen carbohidratos, fuente principal de energía. Cabe anotar que al consumir proteínas, lo ideal es que éstas sean acompañadas de carbohidratos para un mejor aprovechamiento de la proteína. 

Cena

Esta última comida debe ser ligera, por ser el momento de alimentación más cercano a la hora de dormir. La idea es que evitemos grandes volúmenes de alimentos, procurando que el cuerpo realice la digestión antes de dormir y evitar problemas como el reflujo.

Recordemos que entre comidas, podemos añadir snacks que aporten energía para continuar con las labores del día. Entre las opciones más recomendadas están las frutas, los lácteos, los frutos secos, cereales y harinas integrales.

En Taeq puedes adquierir todos los alimentos necesarios para mantener tu vida en equilibrio. Conócelos y pídelos en www.taeq.com.co tenemos una amplia variedad para que tus comidas sean sanas y nutritivas.