HISTORIA DE UN ANTOJO

Se sube la adrenalina y de repente toda tu atención quiere solo una cosa; correr por ese antojo.

Puede ser un olor, una imagen en tu cabeza, inclusive un color los encargados de activar la química de tu cerebro y en tan solo tres segundos, tu cuerpo alcanza el máximo de resistencia que hace de esa sensación algo incontrolable.
Ningún pensamiento puede saciar lo que tu mente imagina.

Un antojo es urgente y tan real como la luz del día. Está pasando y punto, no hay nada que hacer.
¿Cómo liberarse de todo esto? ¿Cómo saciar lo insaciable? ¿Cómo no caer en la culpa que produce un antojo?

¡No te preocupes!

Si no sabes cómo controlar esta sensación, aquí tenemos el consejo más importante de todos para vivir en paz con tu amado antojo.

Pero antes, debes entender lo siguiente; un antojo es tu cuerpo hablando.
Ya sea causado por una emoción escondida (tristeza, ansiedad o aburrimiento), ya sea por falta de nutrientes en tu cuerpo o por un hábito creado, un antojo responde a la necesita de tu cuerpo de saciar ese algo que le hace falta.

Así que: Aprende a leerte.

¿Quiero papas fritas porque realmente tengo hambre o es causado por una emoción?
¿Cuándo fue la última vez que comí?

Hazte preguntas, haz una pausa, respira profundo y sobre todo: ¡No te engañes!
Pero si hecho esto, nada parece funcionar y el antojo sigue latiendo fuertemente en tu corazón: no te preocupes y regálate eso que anhelas. Solo recuerda esto:  

 

Hazlo en su versión saludable.

Si, finalmente un antojo no tiene nada malo. ¡Un antojo puede tener un final feliz!
No sientas, culpa, la culpa es tu peor enemigo. Solo sácale el mejor provecho a ese momento y úsalo para además de saciar tu antojo y recuperar tu paz mental; nutrir tu cuerpo.

 

En Taeq, creemos en el poder de la comida saludable, en el poder de la buena comida.
Así que en resumen, el consejo es este: ¡Come saludablemente feliz, guía tu antojo por la vía del equilibrio y sonríe!
Y si quieres continuar por tu ruta saludable, puedes conocer más de nuestros productos, recetas y otros consejos de nutrición siguiéndonos en @taeqcolombia en Instagram y Facebook.


¡Todo va a salir bien!


#ComeBienComeTaeq
#VidaEnEquilibrioTaeq